¿Conoces las casas modulares? Una alternativa más económica para invertir

El precio de las casas y departamentos en Chile están por las nubes. Si ya eran altos antes de la pandemia, hoy los valores han subido cerca de 4% en el primer trimestre del año según un reporte de la consultora británica Knight Frank. 

Sumado a esta problemática que hace que comprar una vivienda sea cada vez más complejo para los chilenos, está la creciente inflación que nos afecta como país. Esto trajo una consecuencia que afecta directamente a quienes quieren invertir en propiedades, ya que la tasa de interés ha aumentado a niveles históricos. 

¿Cuál es la alternativa más económica de momento? Sebastián Yáñez, nos entrega un dato imperdible. 

El concepto de casa modular

Una de las formas más económicas de cumplir el sueño de la casa propia hoy en día es a través de las casas modulares, viviendas que al igual que los juguetes de los más pequeños se ensamblan parte por parte. 

“Si tuviera que compararlas con algo, diría que son como un LEGO, como un juguete que se arma con varias partes. Sin embargo, estas casas son todo menos un juguete, ya que sus materiales son casi de la misma calidad de una vivienda convencional o incluso mejores. De hecho, en Estados Unidos se utilizan bastante por su durabilidad y resistencia”, comenta Sebastián. 

Uno de los que invirtió en este tipo de viviendas es Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX. El multimillonario compró una casa modular para vivir temporalmente en el estado de Texas, la cual le costó unos $50 mil dólares ($38 millones de pesos chilenos). 

Instalación sencilla a un costo muy bajo

Una de las interrogantes que más se repiten en torno a este tipo de propiedades es cuánto pueden llegar a costar. 

Para despejar esa duda, lo primero que hay que señalar es que antes de comprar una casa modular no solo hay que considerar el dinero que se gastara por ella, sino que también, hay que tener en cuenta el valor del terreno en donde se instalará. 

Teniendo esto claro se puede hacer un desglose. Según indica Sebastián Yáñez, la casa modular más económica del mercado y con la calidad suficiente para vivir, puede llegar a costar unos $10 o $12 millones de pesos. Por el lado de los terrenos, por ejemplo, una parcela de agrado en un sitio más rural puede alcanzar un valor mínimo de $15 millones, el cual puede crecer dependiendo de su ubicación y condiciones físicas. 

Pero en el fondo, escogiendo las opciones más económicas posibles, una casa modular instalada en un terreno rural puede llegar a costar unos $25 millones de pesos. Por la instalación, los costes no son tan grandes ya que es llegar y armar la casa. 

Una forma más barata de invertir a mayor escala

Esto, además de ser una alternativa más conveniente para conseguir la casa propia, puede representar una forma de inversión bastante rentable y económica. Si el valor de un departamento económico en la Región Metropolitana es de $60 millones como mínimo, con ese mismo dinero se puede invertir en la construcción de dos casas modulares. 

“Es una alternativa viable para invertir, ya que tras la pandemia ya no existe ese miedo a quedar lejos de la ciudad, lejos del lugar del trabajo o del colegio de los niños. Ahora, con el teletrabajo todo ha cambiado, ya que las personas pueden hacer todos sus deberes laborales teniendo un computador y una conexión a internet. Eso permite que la movilidad hacia otras regiones sea completamente posible, lo que convierte el negocio de la venta de parcelas y casas modulares en una buena opción”, manifiesta Sebastián. 

Ir arriba