El interesante mercado de las casas de lujo

Uno de los mercados más afectados por la pandemia del coronavirus fue el inmobiliario. Con ventas muy bajas el año pasado, muchas empresas y emprendedores que se dedican a este rubro tuvieron que enfrentar un oscuro periodo. Sin embargo, a finales del año pasado las ventas comenzaron a retomar buenas perspectivas. 

Con esto, uno de los nichos del rubro inmobiliario que está volviendo a dar que hablar es el de las casas de lujo, viviendas que escapan totalmente a la lógica habitual de las construcciones en Chile. 

Obviamente, por sus costos, están destinados a un tipo de público que tiene el capital suficiente para invertir  en ellas. Por ejemplo, uno de los que recientemente invirtió en este tipo de vivienda fue el futbolista Arturo Vidal, quien presentó por redes sociales su lujosa propiedad ubicada en San Clemente. 

Pero, ¿qué hace que una casa sea “de lujo”? Sebastián Yáñez, quien es experto en construcción inmobiliaria y conocedor de este tipo de viviendas, nos entregará algunas pistas. 

Una casa construida en base a la excentricidad

“No existen reglas definidas para las casas de lujo. A diferencia de lo que muchos creen, estas propiedades no se ganan este apellido únicamente por su costo. Más bien, se consideran de lujo por cada uno de los detalles que sus dueños deciden incluir en ellas y que las diferencian de otras casas”, comenta Sebastián. 

En simples palabras, una casa de lujo no se define por sus metros cuadrados, el número de habitaciones que tenga o qué tan grande son sus patios. Para Yáñez, estas viviendas escapan a la lógica tradicional de construcción. 

Esto quiere decir que, cuando alguien desea, por ejemplo, que en su patio haya una escultura de grandes dimensiones importada desde el extranjero o una piscina hecha con rocas traídas desde el Himalaya, estamos en presencia de una casa de lujo. 

La excentricidad es la clave de este tipo de construcciones. 

No todas las casas de lujo llegan a costar lo mismo

Dado que las excentricidades de las personas pueden variar, calcular el costo de una casa de lujo puede ser bastante complejo. Todo dependerá de cuántos elementos quiera agregar el dueño a su vivienda. 

No obstante, para hacerse una idea, una de las casas de lujo más conocidas de Chile es la que construyó Alexis Sánchez en el sector de Lo Curro en Vitacura. La propiedad de 700 metros cuadrados, con sauna, cava de vinos y terrazas con pasto, tiene un valor de 1.700 millones de pesos. 

Viviendas como la de Sánchez las podemos encontrar en exclusivos sectores de Chile, tales como Concón, Reñaca, Zapallar y Cachagua. 

Una casa chilena llamó la atención de un periódico extranjero

Otra comuna en la que podemos encontrar varias casas de lujo es Lo Barnechea. Últimamente, hizo noticia por ser el lugar en donde se ubica la propiedad que destacó nada más y nada menos que The New York Times, conocido periódico estadounidense. 

Con una superficie de más de 1.000 metros cuadrados y seis habitaciones con vista a la Cordillera de los Andes, la propiedad tiene un valor de US 1.3 millones de dólares, poco más de mil millones de pesos. 

 Pero, ¿qué es lo que hace que sea una casa de lujo? Principalmente, lo que destacó el diario norteamericano es un amplio jardín construido en dos niveles y adornado con exclusivas rocas de diferentes tonalidades. 

“Claramente, el mercado de las casas de lujo tiene un público objetivo distinto al convencional. Pero, esto no significa que una casa de lujo obligatoriamente tenga que costar miles de millones. Por ejemplo, una casa ubicada en una parcela fuera de la Región Metropolitana, que notoriamente será más barata que una ubicada en un sector exclusivo, perfectamente puede ser de lujo si su construcción tiene detalles no tradicionales”, explica Sebastián Yáñez. 

Ir arriba